Martes, Noviembre 21, 2017

Código de conducta

 

El Seminario Teológico Al-Ándalus, sucursal del seminario Grace de Houston, Texas como sucursal y acreditación por TRACS, son instituciones educativas, cristianas y bíblicas. Sea que el estudiante profese ser o no un cristiano, nacido de nuevo, espiritual o religioso, se entiende que debe conducirse de forma compatible con un estilo de vida bíblico.

Todo cristiano debe parecerse a Cristo en actitud y acción; ninguno de estos atributos son automáticos o instantáneos, sino que requieren un proceso de crecimiento. La semejanza a Cristo no viene por cumplir ciertas expectativas superficiales, sino que proviene del Espíritu de Dios que mora en el creyente, el cual lo fortalece para que se someta y obedezca a Dios (Romanos 12:1-2; Filipenses 2:12-13). Cuando los creyentes caminan en buena relación con el Señor, siendo controlados y capacitados por el Espíritu Santo, son transformados para ser más y más como Cristo (2ª Corintios 3:18; Filipenses 2:12-13; 1ª Juan 1:4-7).

Los creyentes deben glorificar a Dios con sus cuerpos y vivir vidas santas (1ª Corintios 6:19-20; 1ª Pedro 1:13-16). El amor hacia Dios se manifiesta a través del amor hacia los que no tienen a Cristo—nota el ejemplo de Pablo en 2ª Corintios 5:14 y Hechos 18:5—y amor por los creyentes (1ª Juan 3:16; 4:7-8).

Al vivir por la gracia de Dios, los creyentes deben evitar aún en apariencia—cualquier forma—hacer el mal (1ª Tesalonicenses 5:22). Los creyentes han sido llamados para libertad, pero esto no debe ser una puerta abierta para practicar las obras de la carne (Gálatas 5:13).

Los estudiantes que, después de una corrección espiritual (Gálatas 6:1), persistan en deshonrar el nombre del Señor, con una conducta no cristiana o desobediente pueden, después de un debido proceso, ser expulsados del STAA (1ª Tesalonicenses 5:14).

      

Base de la acción disciplinaria

La conducta del alumnado debe conformarse a las normas y reglas del Seminario. Si se diera una violación del Código de Conducta del Alumnado mientras que un alumno/a está matriculado, puede ser disciplinado/a por una o más causas que se relacionen con el Seminario. Estas categorías de conducta no son exhaustivas, sino que son ejemplos de términos suficientes para disciplina, incluyendo la suspensión o expulsión del alumno. Otra mala conducta sin categorizar también puede resultar en disciplina si existe causa suficiente.

· Deshonestidad académica, como copiar, plagiar, o difundir información falsa al Seminario.

· Falsificación, alteración o mal uso de documentos, archivos o identificación del Seminario.

· Obstrucción o interrupción de actividades instructivas, administrativas, de consejería, u otras actividades del Seminario.

· Asalto, abuso, amenazas fuertes o violencia dirigida hacia cualquier persona en las instalaciones del Seminario o en actividades promovidas por el Seminario o conducta que ponga en peligro la salud o seguridad de cualquier persona.

· Robo o daño intencionado de propiedad del Seminario o robo o daño intencionado de propiedad de cualquier miembro de la comunidad del Seminario, como visitantes, alumnos o empleados del Seminario, en la propiedad del Seminario o en una actividad autorizada del Seminario.

· Entrada o uso sin autorización de las instalaciones del Seminario.

· Violación de las normas o reglas del Seminario, incluyendo pólizas de organización del alumnado, uso de las instalaciones del Seminario o de fecha, lugar y formas de expresión estudiantil.

· Uso, posesión o distribución de bebidas alcohólicas, narcóticos o sustancias controladas en el Seminario (excepto lo que permite la ley) estando presente en la propiedad del Seminario o en un evento autorizado por el Seminario bajo la influencia de éstos.

· Faltas intencionadas del cumplimiento de las instrucciones de los encargados del Seminario, incluyendo el profesorado y el personal cuando desempeñen sus profesiones.

· Desorden, indecencia u obscenidades de expresión o lenguaje en la propiedad del Seminario o en actos patrocinados o supervisados por el Seminario.

· Abuso verbal de cualquier tipo que cause difamación o menosprecio.

· Posesión o uso de cualquier instrumento para amenazar con daño corporal a cualquier persona relacionada con el Seminario o en una actividad del Seminario.

· La presentación falsa de uno mismo o ante una organización como representante del Seminario.

· Conducta que viole las leyes u ordenanzas estatales o locales mientras esté en la propiedad del Seminario o en actividades patrocinadas por el Seminario.

· Abuso de las instalaciones informáticas o uso de los ordenadores para cualquier cosa que no esté relacionada con trabajo de clase.

· No devolver una propiedad del Seminario como proyectores, pantallas, libros, material de enseñanza y cualquier cosa que haya sido prestada con el propósito de enseñar u otro uso tras recibir tres notificaciones al respecto.